TSjoropo

Territorio Sonoro del Joropo 

Main Content

SÍNTESIS REPORTES 2016

El siguiente texto ha sido adecuado por el Componente de Investigación y Músicas Populares Regionales, a partir de los informes parciales y final de actividades y financieros presentados en el marco del convenio 877/16 suscrito entre el Ministerio de Cultura y la Asociación Amigos por la Música, con base en la gestión regional realizada por la Fundación CIRPA en los departamentos de Aracua, Meta, Casanare y Vichada.

Se realizaron 4 comités departamentales y 1comité regional, en los cuales se planteó como prioritaria la gestión de recursos para garantizar la sostenibilidad y funcionamiento de los comités; de otra parte, se vio necesario el acompañamiento a los agentes de las Músicas Populares Tradicionales en la formulación y presentación de proyectos, realizar procesos de investigación y documentación de prácticas musicales vivas ligadas a la religiosidad popular llanera, como los rosarios cantados, velorios de angelitos, san pascual bailón y cantos de palma. Se hizo énfasis en la necesidad de establecer mecanismos de veeduría frente a los festivales, ya que según testimonios de los participantes en los comités "Los festivales no son del pueblo sino que son de cada gobernante de turno". Se expuso la necesidad de activar las relaciones con Unitrópico. Se hizo énfasis también en la necesidad de continuar con los esfuerzos y gestión de recursos para documentación y catalogación musical, así como la gestión y preparación de los convenios con el departamento del Meta frente al apoyo a la investigación y documentación musical. Como estrategia de investigación prioritaria se planteó la realización de historias de vida de músicos e intérpretes, levantamiento de información y directorio territorial de agentes, investigación histórica y de geografía humana, identificación de aires musicales e instrumentos, sistematización de coplas, romances y corríos, catalogación y digitalización de colecciones discográficas de músicas llaneras. Se mencionó la necesidad de crear o fortalecer estudios de grabación en el territorio como el de Puerto Carreño, gestionar la contratación digna y con continuidad de los docentes de música del Territorio, y garantizar espacios de divulgación de las MPT de los llanos en medios de comunicación locales y redes virtuales; así mismo, se planteó que es urgente el apoyo a la luthería, incluyendo el uso de los nuevos prototipos de arpa con llaves de semitono (construidas por Augusto Rodríguez) en procesos de perfeccionamiento.

El ejercicio de planeación estratégica 2016-2020 se realizó a partir de 4 ejes:

1. Investigación: gestión de estímulos, formación, y promoción de la investigación musical involucrando a las comunidades y portadores;

2. Centros de Documentación Musical: gestionar la continuidad de los convenios y apoyos con la gobernación del Meta y gestionar el apoyo para el desarrollo de estrategias de documentación en los nodos Arauca, Casanare y Vichada;

3. Comités departamentales y regional: fortalecer los comités departamentales, principalmente los de Arauca y Vichada, con el fin de fortalecer la capacidad de gestión de recursos por parte de los agentes de las MPT en el Territorio;

4. Gestión: gestionar desde los comités departamentales y regional, proyectos de estímulo a la investigación, formación de formadores, documentación y PCI. Es importante resalta r que, con base en las necesidades del Territorio Sonoro, CIRPA aportó un computador para la operación del software del SIMULL (Sistema de información musical del llano).

Se consolidó el inventario de 200 títulos de objetos sonoros que fueron cata logados durante esta vigencia mediante el software diseñado en 2015 para el CDMLL del Meta en Villavicencio. Se presentó, se gestionó y se está ejecutando un proyecto para el desarrollo del Centro de Documentación Musical de los Llanos Nodo Cumaral por $100'300.000; se presentó, gestionó y ejecutó un proyecto de investigación y catalogación musical en Cumaral Meta por $17'220.000.

Con recursos del Ministerio de Cultura por $8'000.000 para el desarrollo de la primera fase de 2 pilotos de investigación, se gestionaron $8'000.000 más con el municipio de Maní y la gobernación de Casanare. Se gestionaron $16'000.000 para la producción de contenidos de una cartilla de iniciación musical, proyecto que contiene los componentes de investigación y transposición didáctica, publicación y socialización. Se formuló y presentó al CRESPIAL un proyecto de investigación en cantos de trabajo de los llanos orientales como PCI, por $29'651.800. Entre los proyectos presentados a nivel nacional, este fue el único beneficiario por la suma de U$D 10.000.oo. Se implementó la primera fase de los pilotos de investigación y ya se cuenta con la participación de 6 portadores del canto llanero y la bandola tradicional: Félix Chaparro, Clemente Mérida, Víctor Espinel, Severo Ávila, José Grosso y Feliciano Nuta; a partir del registro audiovisual y la producción de conocimiento e información con estos 6 expertos, se espera realiza r durante 2017 una video-cartilla de iniciación en saberes tradicionales del canto llanero y la bandola tradicional. Como conclusiones relevantes de la etapa inicial de la investigación pueden enunciarse las siguientes: a. la música, así como la sonoridad, no es para estos sabedores un dominio exclusivo de lo humano, sino que es una manifestación del territorio (que comprende también a los seres que lo habitan): "la música está en el, espacio, en el viento, lo único es que hay que canalizarla" [Clemente Mérida]; b. los instrumentos son un resultado, u na consecuencia de las búsquedas de identidad por las sonoridades propias del territorio, y los ritmos de las músicas están estrechamente emparentados con las formas, usos, contracciones y pronunciamiento de las palabras por las personas llaneras; c. la desaparición de los modos y medios de producción pre-modernos y modernos no industriales, es uno de los factores de riesgo de desaparición de los cantos de trabajo, ya que "la música se lo enseña a uno todo [...] todo lo que encierra el trabajo y lo esencial en el llano lo contiene la música" [Feliciano Nuta]; de otra parte, puede colegirse que la expansión de la música como profesión, como oficio, ha propiciado el distanciamiento y la separación entre la persona y el trabajo del llano, entre la persona y el territorio, entre la persona y su comunidad.