TSjoropo

Territorio Sonoro del Joropo 

Main Content

SÍNTESIS REPORTES 2017

El siguiente texto ha sido adecuado por el Componente de Investigación y Músicas Populares Regionales, a partir de los informes parciales y final de actividades y financieros presentados en el marco del convenio 466/17 suscrito entre el Ministerio de Cultura y la Fundación CIRPA, con base en la gestión regional realizada en los departamentos de Aracua, Meta, Casanare y Vichada.

Se realizaron 3 comités departamentales y 1 comité regional; se real izó la catalogación y digitalización de 347 registros fonográficos para el CDMLL; se formularon y ejecutaron 2 proyectos, hubo hasta diciembre 2 más en proceso de gestión y 5 proyectos en proceso de formulación . Todas las actividades estuvieron vinculadas con las acciones de patrimonialización de los cantos de trabajo de los llanos orientales.

Meta: este comité se realizó en la ciudad de Villavicencio, con la participación de gestores, maestros de música, investigadores, cultores y el acompañamiento del PNMC. Se resaltó la necesidad de gestionar la participación del entonces coordinador de música del Meta, a quien se invitó sin respuesta de su parte. Al comité asistieron personas que no se habían acercado al proyecto territorial antes, por lo cual durante la sesión se realizó un marco de contexto acerca del programa Territorios Sonoros de Colombia y su trayecto en los llanos orientales a través de la gestión del Territorio Sonoro del Joropo. Se hizo énfasis en la dignificación de las vidas de los portadores y sus comunidades a partir del reconocimiento del valor y los usos sociales de las músicas populares regionales de los llanos orientales. Como aportes al ejercicio de planeación 2017-20 1 8 y conclusiones de la reunión del comité se pueden mencionar las siguientes:

"Los festivales se deben entender como parte de la industria cultural, que no necesariamente son algo malo, pero que deben ser tomados como tal: no representan por tanto una forma de fortalecer a las comunidades y a las minorías, como tampoco una forma de fortalecer las prácticas tradicionales. La música cumple una función social en los territorios: de reconocimiento, afectación, valoración y potenciamiento de las comunidades; por tanto, en el marco del posconflicto es fundamental el desarrollo de las músicas tradicionales y comunitarias. El territorio es un concepto en construcción, algo vivo que está en constante cambio y por tanto es un concepto que encierra tensión y disputas de todo tipo. Es importante reflexionar alrededor de la inclusión de las músicas de los Territorios Sonoros; en el del joropo se debe hablar de todas las músicas que componen en Territorio. Para los procesos de investigación se deben proponer espacios de reflexión; es fundamental proponer metodologías de transmisión y apropiación para estas músicas. La patrimonialización no necesariamente es el camino o la solución para las prácticas musicales patrimoniales: es importante aprender de las problemáticas que afrontan los practicantes y las prácticas musicales que ya han sido patrimonializadas, como la marimba, el vallenato y los cantos de trabajo de llano. Es importante lograr una forma de tener injerencia en la manera como se invierten los dineros de cultura a nivel municipal y departamental"en las manifestaciones patrimoniales.

Arauca: Este comité se realizó en la ciudad de Arauca, capital de Arauca; convocó músicos, portadores de tradición, gestores, investigadores, y contó con el acompañamiento del asesor departamental de música y la secretaria de cultura del departamento. Se resaltó la tensión que genera el fomento a las músicas tradicionales frente al reciente esfuerzo desde la gobernación por crear una orquesta sinfónica departamental, es decir, la tensión entre los agentes de las músicas tradicionales y sus necesidades, frente a la política departamental de las músicas que se orienta hacia la música ilustrada y de orquesta sinfónica, relegando a segundo plano las manifestaciones musicales propias. Se estableció una dinámica respetuosa de diálogo con los representantes de gobierno local en tomo a la importancia de las músicas populares tradicionales, las acciones que se realizan desde el TSJ y las necesidades que manifiestan los agentes vinculados al proyecto. A pesar de que se propuso que en la estructuración e implementación del plan departamental de música hubiese equilibrio al apoyo de las prácticas musica les del departamento, fue evidente el sesgo hacia la música ilustrada que se impulsa desde la gobernación, ya que el presupuesto y la mayoría de las acciones del PDM se enfocan en la orquesta sinfónica.

Como conclusiones del encuentro, pueden citarse las siguientes: Es fundamental el buen uso de los recursos del Estado para impulsar un desarrollo más equitativo e integral entre las músicas tradicionales y las músicas académicas [...] Es fundamental el desarrollo de la investigación en músicas con investigadores locales para empoderar a los propios portadores en investigación y gestión de tal manera que se genere cohesión social y capacidades de gestión para mejorar la calidad de vida de portadores y de los grupos humanos locales [...] Los territorios sonoros, las políticas para documentación e investigación y fomento para las músicas de pueblos originarios, deben ser líneas de trabajo primordiales de las secretarías de cultura de los departamentos. Es de fundamental importancia proteger la lengua y las prácticas de las minorías tradicionales y que se pueda implementar una política pública que permita proteger la cultura y las prácticas de estas minorías. Es muy urgente que los portadores y los actores locales se puedan capacitar en formulación de proyectos para asegurar las capacidades de acceso a recursos y la auto sostenibilidad" en el marco del modelo de mercado en el que se les ha sumergido, y en el cual sólo es posible participar políticamente desde allí.

Casanare: este comité se realizó en la ciudad de Yopal. El primer tema abordado fue la dificultad para gestionar recursos que fortalezcan los procesos de formación en músicas tradicionales en las escuelas municipales de música y la contratación de sus maestros, por ejemplo. Así mismo, se mencionó la debilidad del sector cultura por falta de asignación de recursos, lo que ha afectado festivales como "E l Cimarrón de Oro", entre otros; también se resaltó la carencia en cuanto a formación para formulación y adecuación de propuestas culturales a distintos tipos de convocatorias; y la importancia de iniciar un proceso continuado de documentación alrededor de la memoria de los festivales "cimarrón de Oro" y "Pedro Flores", así como iniciar procesos formativos, clínicas de mantenimiento y talleres de reparación y construcción de instrumentos, creación de eventos protagonizados por coleccionistas de músicas tradicionales, y articulación en procesos de investigación de lugar acerca de músicas populares regionales.

Como conclusiones pueden citarse las siguientes: Es necesario orientar con equidad los recursos del Estado tanto para el fomento de la música ilustrada y las orquestas, como para el fomento de las músicas de tradición y arraigo popular; es necesario que las instituciones culturales tengan en cuenta los fenómenos de crecimiento y disminución demográfica que se dan en los llanos orientales (y el territorio nacional) debido a la violencia económica, los cambios en los modos de uso y tenencia de las tierras, desplazamientos forzados, etc.; asimismo, es necesario hacer énfasis en la promoción de procesos de investigación musical local, propia, con el fin de generar cohesión social y aumento de capacidades de gestión para mejorar la calidad de vida de portadores y comunidad es locales. "Es fundamental que los portadores, gestores, músicos y actores locales se puedan capacitar en formulación de proyectos para asegurar las capacidades de acceso a recursos de cultura. [De otra parte,] Los territorios [sonoros tal como existen] deben ser redefinidos porque las manifestaciones culturales no son constantes. estáticas ni continuas, los procesos se han ido complejizando y hablar de Casanare como un territorio de joropo puede ser una camisa de fuerza que no produce representatividad de la mayoría de sus habitantes. Los procesos de patrimonialización son un camino espinoso que no siempre representan una solución para las prácticas musicales patrimoniales: es importante aprender de las problemáticas que afrontan las prácticas musicales que ya han sido patrimonializadas, como la marimba, el vallenato y los cantos de trabajo de llano, en términos de financiamiento y cultivo de sus prácticas vivas".

Vichada : Este comité se realizó en el municipio de La Primavera, y contó con la participación de cultores, músicos, portadores y gestores, así como artesanos, representantes de pueblos originarios y bailadores; adicionalmente contó con el apoyo logístico de la alcaldía y la presencia de su responsable de cultura. En vista de que era la primera vez que el comité se realizaba en este municipio (antes se realizaba en Puerto Carreño, pero esto generaba un nivel de asistencia muy bajo) se realizó un ejercicio de contexto y exposición acerca del programa Territorios Sonoros de Colombia. Esto fue bien recibido por los asistentes, entre quienes se encontraba el líder sikuani de la región en cultura, quien expuso la situación de riesgo y peligro de desaparición de su cultura y por ende de sus músicas; se hizo én fasis en la importancia de fortalecer los procesos de investigación musical en el departamento y la urgencia frente a la necesidad de implementar procesos formativos tanto en músicas tradicionales, como también en formulación y gestión de proyectos para gestionar recursos ante distintas instancias. Como conclusiones principales de este encuentro, pueden citarse las siguientes: "Los pequeños festivales deben ser fortalecidos, especialmente aquellos que están destinados a promover las manifestaciones culturales de los pueblos originarios, como lo es el de la Escoba de Moriche. De otro lado están también los festivales de joropo que son los espacios de participación musical más importantes para el pueblo llanero de La Primavera.

El enriquecimiento social en los territorios, el reconocimiento, la valoración y potenciamiento de las comunidades que promueven las prácticas musicales, son fundamentales para un sano desarrollo social; por tanto es fundamental el desarrol lo de las músicas tradicionales, comunitarias y de los pueblos originarios. En La Primavera más que en el resto de los municipios de llano, es importante reflexionar alrededor de la inclusión de las músicas de los territorios sonoros; en este Territorio Sonoro del Joropo se debe hablar de todas las músicas que componen en territorio porque aquí la población ind ígena es muy grande y demanda sus espacios de participación. Es fundamental tener participación en la manera como se distribuyen o se apropian los recursos. Estos no están llegando a la gente y pareciera que desde el Ministerio no se dan cuenta de esto [...]".

Se apoyó a los agentes de las músicas populares regionales en Cumaral Meta, La Primavera Vichada, Maní Casanare y Tame Arauca , para la formulación de 9 proyectos culturales, relacionados con músicas, cantos y otras prácticas creativas ligadas a usos y costumbres propios de pueblos originarios y portadores de tradiciones en los llanos orientales. Si bien 2 de los proyectos ya se ejecutaron y 7 de ellos estaban en etapa inicial de formulación, son notables los esfuerzos de la entidad aliada para que los mismos portadores sean quienes realicen el ejercicio de plantear una iniciativa organizada a manera de proyecto para gestionar presupuestos. Esto puede tener al menos 2 lecturas: por un lado, es un primer paso para consolidar autonomías locales para el desarrollo de iniciativas culturales relacionadas con las músicas y sonoridades propias de cada región; por otro lado, es liberar al Estado de su responsabi lidad para dejarla en manos de las personas y comunidades, interponiendo o reafirmando como condición para acceder a recursos la elaboración de proyectos y su paso por procesos de arbitraje que determinan "quiénes son dignos y quiénes no" para recibir los recursos.